Este blog también se alimenta de comentarios...

Si ya has venido hasta aqui, ve y deja un comentario en algun post.
Me gustan las letras ajenas...

NM

viernes, 26 de septiembre de 2008

Tregua



Ciento cincuenta y nueve centimentros de piel de largo,
desde la base de los pies hasta la coronilla de la cabeza.
Cada poro por donde respira su piel
ha sido besada y acariciada.
Se han reconfirmado los sentimientos mutuos
y las ganas de huir han desaparecido.
El ruido ya no se escucha, solo calma...
Con los pies en la tierra, endureciendo raices.
Intentando buscar la equidad en la balanza,
las alegrias y las frustraciones individuales
compartidas por los dos.
Avanzando por el camino
tomados de la mano,
seguir el rumbo juntos
hasta donde las palabras
pierdan sentido...


viernes, 19 de septiembre de 2008

Libre, luego existo...

"Quiere gritar y salir huyendo, a donde nadie la conozca, en donde aunque rodeada de tanta gente, la soledad no sea sino su unica compañia, lejos de compromisos y caretas, donde la libertad no este condicionada..."

sábado, 13 de septiembre de 2008

Siempre Tete

La más pequeña de 5 hermanos, cuatro mujeres y un hombre, cuándo pasaban aviones zurcando el cielo sobre su casa les gitaba "tira papeles" porque de muy chiquita los habia visto aventando publicidad aérea.
Crecio feliz y muy mimada, siempre fué la consentida de sus hermanas, luego se hizo mujer y acepto dejar su nido para conocer nuevas experiencias, amo y fué amada y cuándo tuvo que decidir, decidio.

Ha vivido en base a sus principios y su familia lo ha sido todo para ella, su prioridad es dar lo mejor de si. Ha sufrido perdidas y sinsabores, la vida no ha sido facíl, pero ella se mantiene erguida y con una sonrisa en los labios.

Ella es así, sencilla y encantadora, camina sin prisa, conduce sin prisa, siempre anda tarde, nunca contesta su télefono. Preocupada por todos y nunca por ella. Siempre presente, con los brazos abiertos para el que necesite un abrazo. Dispuesta a ayudar a todos, decidida y valiente, saco a su familia adelante en los tiempos duros, esos tiempos que nunca han acabado con su fuerza y enteresa, nunca se cansa y siempre jovial.

Siempre está ahi cuándo la necesito, siempre dispuesta a escucharme, y a darme todo y más. Ella me ha hecho ser lo que soy. Su ejemplo es mi valentia. Los niños la aman y se regordean en sus brazos, le llaman Tete...


Así es mi Mamá... Siempre Tete.

jueves, 11 de septiembre de 2008

La Quimica en el Amor.



¿Te ha pasado que cuando ves a una persona por primera vez, comienzas a sudar como nunca, tienes palpitaciones, tus manos tiemblan, te ruborizas, sientes ese cosquilleo en el estómago; se te va la onda, tartamudeas y comienzas a reirte de la nada?. Bueno pues esto indica nada más y nada menos que aquella persona que esta frente tuyo es bioquimicamente tu media naranja. Es a quien has estado esperado por mucho tiempo.
Esta sensaciones tienen su porque en fundamentos psicológicos y físicos que se van construyendo desde la niñez.
Antes de que una persona se fije en otra, ya ha construido un mapa mental, un molde completo de circuitos cerebrales que determinan lo que le hará enamorarse de una persona y no de otra.

El sexólogo John Money considera que los niños desarrollan esos mapas entre los 5 y 8 años de edad, en base a las asociaciones con miembros de su familia, amigos, con experiencias y hechos fortuitos.
Así pues antes de que el verdadero amor llegue a tí , tu ya elaboraste sus rasgos esenciales, es la persona ideal a quien amar.


Esa especie de fascinación que hace que dos seres se queden "enganchados" con gran necesidad de interactuar y conocerse más se le llama "La química del amor".
Se refiere a un conjunto de reacciones emocionales en donde hay descargas neuronales (electricidad) y hormonales (sustancias químicas como dopamina y norepinefrina y bajos niveles de serotonina) además de ácidos, gases y olores. Todo ellos se mezclan creando una revolución interna que convierte lo racional en irracional, la prudencia en torpeza y la serenidad en nerviosismo. Son reacciones que explican buena parte de los signos del enamoramiento.


De la emoción al enamoramiento
Los hombres, son los que parecen ser más susceptibles a la acción de las sustancias asociadas al amor. Ellos se enamoran más rápida y fácilmente que las mujeres.
El verdadero enamoramiento parece ser que sobreviene cuando se produce en el cerebro la FENILETILAMINA, compuesto orgánico de la familia de las anfetaminas que tiene la capacidad de aumentar la energía física y la lucidez mental.
El cerebro responde a tal compuesto con la secreción de dopamina(inhibe el apetito), norepinefrina y oxitocina, provocando que los enamorados puedan permanecer horas conquetéandose, haciendo el amor o conversando sin sensación alguna de cansancio o sueño.
Estos compuestos ayudan a forjar lazos permanentes entre la pareja tras la primera oleada de emoción y por si fuera poco hasta fortalecen el sistema inmunológico. En caso contrario, a las personas que tienen menos receptores cerebrales de los que se necesitan para recibir la oxitocina, se les dificulta establecer lazos permanentes con su pareja.
Lamentablemente el período de enamoramiento no es eterno, perdura de 2 a 3 años, incluso a veces más, pero al final la atracción bioquímica decae. Con el tiempo el organismo se va haciendo resistente a los efectos de estas sustancias.
Es entonces cuando comienza una segunda fase donde estan presentes otro tipo de sustancias químicas como las endorfinas de estructura similar a la de la morfina y otros opiáceos; los que confieren la sensación común de seguridad, comodidad y paz, dando lugar a la etapa del apego.


La quimica en el sexo
La quimica también interviene cuando la persona se siente atraída sexualmente por otra. Su cerebro envía una señal química a la hipófisis, provocando la liberación de hormonas sexuales (estrógenos y progesterona, por ejemplo). En consecuencia la respiración aumenta 30 ciclos por minuto, la sangre se "alborota" y acumula en sitios como los labios, las mejillas, la vagina y el pene, facilitando la excitación. El rítmo cardiaco aumenta hasta 100 pulsaciones por minuto, los pezones se ponen firmes y la glándula del timo segrega timina en mayor cantidad elevando el estado de ánimo.
Una relación sentimental donde el factor pasión es preponderante, dura entre los 90 y 180 días como máximo.
El término de una relación involucra a la química

Trás la bajada de FEA, las personas pueden sentirse cada vez menos enamoradas, pero si a esto le agregamos que se han dejado llevar por el sentimiento sin darle el espacio que se merece al raciocinio, seguramente experimentarán insatisfacción, frustración, separación e incluso el odio.


Cuando la relación de pareja se rompe, se involucra ciertas sustancias químicas; el nivel de feniletilamina se derrumba y el cuerpo experimenta una especie de "síndrome de abstinencia" que coincide con el ansia de comer chocolate (rico en feniletilamina) que sienten muchas personas tras una ruptura.


Hace apenas 13 años, se planteó el estudio del amor como un proceso bioquímico que se inicia en la corteza cerebral, pasa a las neuronas y de allí al sistema endocrino, dando lugar a respuestas fisiológicas intensas.
Científicamente entonces, existe una química interna que se relaciona con nuestras emociones, sentimientos y conductas; ya que hasta el más sencillo de ellos, está conectado a la producción de alguna hormona.


Sin embargo, si queremos conservar aquella pareja que nos ha hecho liberar una gran cantidad sustancias químicas y ha provocado que nos comportemos y sintamos de manera diferente, es necesario buscar formas efectivas de convivencia y luchar para que el proceso deje de ser meramente químico.

jueves, 4 de septiembre de 2008

(Des) (Re) encuentros.

Si parece que fué ayer cuándo se conocierón, pasaban tiempo juntos, platicando, oyendo musica, fuerón pocos los momentos que compartieron pero parece que quedaron buenos recuerdos de su "relación" si eso se pudo haber llamado de alguna manera en la que en realidad no fueron nada, quizás ni amigos, solo dos desconocidos en ese momento, almas solitarias en busca de buena compañia, reian y conversaban de todo un poco y nada. El nunca dijo nada, ella dijo menos. Y luego se esfumaron, y no se volvierón a ver jámas. A veces la imaginación pesa más que la realidad. Dejando solo un borroso recuerdo y un ¿qué hubiera pasado si ...?
Inventa lo que un día pudimos ser