Este blog también se alimenta de comentarios...

Si ya has venido hasta aqui, ve y deja un comentario en algun post.
Me gustan las letras ajenas...

NM

jueves, 11 de septiembre de 2008

La Quimica en el Amor.



¿Te ha pasado que cuando ves a una persona por primera vez, comienzas a sudar como nunca, tienes palpitaciones, tus manos tiemblan, te ruborizas, sientes ese cosquilleo en el estómago; se te va la onda, tartamudeas y comienzas a reirte de la nada?. Bueno pues esto indica nada más y nada menos que aquella persona que esta frente tuyo es bioquimicamente tu media naranja. Es a quien has estado esperado por mucho tiempo.
Esta sensaciones tienen su porque en fundamentos psicológicos y físicos que se van construyendo desde la niñez.
Antes de que una persona se fije en otra, ya ha construido un mapa mental, un molde completo de circuitos cerebrales que determinan lo que le hará enamorarse de una persona y no de otra.

El sexólogo John Money considera que los niños desarrollan esos mapas entre los 5 y 8 años de edad, en base a las asociaciones con miembros de su familia, amigos, con experiencias y hechos fortuitos.
Así pues antes de que el verdadero amor llegue a tí , tu ya elaboraste sus rasgos esenciales, es la persona ideal a quien amar.


Esa especie de fascinación que hace que dos seres se queden "enganchados" con gran necesidad de interactuar y conocerse más se le llama "La química del amor".
Se refiere a un conjunto de reacciones emocionales en donde hay descargas neuronales (electricidad) y hormonales (sustancias químicas como dopamina y norepinefrina y bajos niveles de serotonina) además de ácidos, gases y olores. Todo ellos se mezclan creando una revolución interna que convierte lo racional en irracional, la prudencia en torpeza y la serenidad en nerviosismo. Son reacciones que explican buena parte de los signos del enamoramiento.


De la emoción al enamoramiento
Los hombres, son los que parecen ser más susceptibles a la acción de las sustancias asociadas al amor. Ellos se enamoran más rápida y fácilmente que las mujeres.
El verdadero enamoramiento parece ser que sobreviene cuando se produce en el cerebro la FENILETILAMINA, compuesto orgánico de la familia de las anfetaminas que tiene la capacidad de aumentar la energía física y la lucidez mental.
El cerebro responde a tal compuesto con la secreción de dopamina(inhibe el apetito), norepinefrina y oxitocina, provocando que los enamorados puedan permanecer horas conquetéandose, haciendo el amor o conversando sin sensación alguna de cansancio o sueño.
Estos compuestos ayudan a forjar lazos permanentes entre la pareja tras la primera oleada de emoción y por si fuera poco hasta fortalecen el sistema inmunológico. En caso contrario, a las personas que tienen menos receptores cerebrales de los que se necesitan para recibir la oxitocina, se les dificulta establecer lazos permanentes con su pareja.
Lamentablemente el período de enamoramiento no es eterno, perdura de 2 a 3 años, incluso a veces más, pero al final la atracción bioquímica decae. Con el tiempo el organismo se va haciendo resistente a los efectos de estas sustancias.
Es entonces cuando comienza una segunda fase donde estan presentes otro tipo de sustancias químicas como las endorfinas de estructura similar a la de la morfina y otros opiáceos; los que confieren la sensación común de seguridad, comodidad y paz, dando lugar a la etapa del apego.


La quimica en el sexo
La quimica también interviene cuando la persona se siente atraída sexualmente por otra. Su cerebro envía una señal química a la hipófisis, provocando la liberación de hormonas sexuales (estrógenos y progesterona, por ejemplo). En consecuencia la respiración aumenta 30 ciclos por minuto, la sangre se "alborota" y acumula en sitios como los labios, las mejillas, la vagina y el pene, facilitando la excitación. El rítmo cardiaco aumenta hasta 100 pulsaciones por minuto, los pezones se ponen firmes y la glándula del timo segrega timina en mayor cantidad elevando el estado de ánimo.
Una relación sentimental donde el factor pasión es preponderante, dura entre los 90 y 180 días como máximo.
El término de una relación involucra a la química

Trás la bajada de FEA, las personas pueden sentirse cada vez menos enamoradas, pero si a esto le agregamos que se han dejado llevar por el sentimiento sin darle el espacio que se merece al raciocinio, seguramente experimentarán insatisfacción, frustración, separación e incluso el odio.


Cuando la relación de pareja se rompe, se involucra ciertas sustancias químicas; el nivel de feniletilamina se derrumba y el cuerpo experimenta una especie de "síndrome de abstinencia" que coincide con el ansia de comer chocolate (rico en feniletilamina) que sienten muchas personas tras una ruptura.


Hace apenas 13 años, se planteó el estudio del amor como un proceso bioquímico que se inicia en la corteza cerebral, pasa a las neuronas y de allí al sistema endocrino, dando lugar a respuestas fisiológicas intensas.
Científicamente entonces, existe una química interna que se relaciona con nuestras emociones, sentimientos y conductas; ya que hasta el más sencillo de ellos, está conectado a la producción de alguna hormona.


Sin embargo, si queremos conservar aquella pareja que nos ha hecho liberar una gran cantidad sustancias químicas y ha provocado que nos comportemos y sintamos de manera diferente, es necesario buscar formas efectivas de convivencia y luchar para que el proceso deje de ser meramente químico.

11 comentarios:

Mr. Magoo... dijo...

Wow, cuanto conocimiento encontramos aqui. Entonces el amor es como una droga, jejejjee si que lo es.
Pero como bien finalizas, habra que buscar otras formas de convivencia, que den paso a una relacion mas duradera, porque la simple bioquimica no nos da muchas esperanzas, o al menos no al famoso "amor eterno" que todavia esta en tela de duda su existencia.
Habra que estar atentos, creo que aqui es donde entra no solo el raciocinio, sino la voluntad de las personas por buscar otros caminos, por "regar la plantita" todos los dias, por mantener la famosa llama, que se yo...

Muy buena investigacion, siempre es bueno verlo desde esa optica.

Saludos.
Lista para el 27?

CORNELIVS dijo...

Interesante post, lleno de conocimiento y de datos.

Sabina decia que el amor es quimica, creo que llevaba parte de razón.

Tambien, como no, esta el sentimiento, pero eso escapa de la simple cuestión biológica.

Pero coincido en que al principio, el 99% es quimica.

UN ABRAZO.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Toda una aventura tanta química (orgánica, nunca mejor dicho).
Yo que quieres que te diga, prefiero la del sexo!
jajajaj
Saludos

Edgardo dijo...

Es raro determinar cuanto de química y cuanto de psicológico tiene el amor. Es verdad que las dos partes deben confluir en un misma solución o persona para que la relación trascienda algo en el tiempo. Pues, a un hombre le puede gustar mucho una mujer, tener una experiencia formidable, pero es solo eso, nada que sirva a tener una pareja estable a través del tiempo. Pues, la química, el deseo se va perdiendo, por la monotonía, por el contexto, por millones de razones, si fuera todo química, no habría grandes parejas, solo buenos momentos (y de seguro serían muy buenos). También existen parejas que se forman por cuestiones meramente psicológicas, donde por ejemplo un hombre elije estar con una mujer por no permanecer solo. Este tipo de parejas duran en el tiempo con mucho esfuerzo y desilusión y la verdad condenan a sus participantes a vivir una mentira y el dolor de nunca sentirse satisfechos.

Por lo tanto debe de haber de todo en una pareja. Si te gusta y después de pensar te das cuenta que tiene muchas cosas, además de la química que te atrae, pues vas por el buen camino, es verdad que es muy difícil encontrar una mujer/hombre que completen todas nuestras expectativas, pero en la búsqueda esta el encuentro (y en el encuentro esta el sexo y nuestros sueños).

Primero gustarse como seres (en cuerpo y después en alma), después conocerce (saber que les importa, como son, como se comportan) y después enamorarse. Y aunque este proceso no se da ordenado, ni con lógica, porque nadie dice me enamoro y uno se enamoro o al revés, esta bueno tener o mantener un orden que ayuda a no estropear las cosas.

Te dejo un saludo grande.

HologramaBlanco

Queiles dijo...

El amor es fisica y química dos ciencias, dos ciencias sobre los cuerpos y la fusión entre otras cosas.Besos

lully desnuda dijo...

El cuerpo humano es perfecto. Inmersa en tus letras y conocimientos sobre el tema, reafirmo lo que he vivido con especiales vibraciones sublimes en el amor y la pasión. Dulce conjugación.

Besitos amistosos desde mi alma!

gabriel revelo dijo...

la maldita quimica que desde tiempos memorables (las clases de secundaria) le ha dado por complicar mi vida ja ja

saludos, ahora sé un poquito más.

Lycans Laqueus dijo...

"Los hombres, son los que parecen ser más susceptibles a la acción de las sustancias asociadas al amor. Ellos se enamoran más rápida y fácilmente que las mujeres" uff demasiado genérico no?

jejeje. A lo bruto yo diría que:
Enamoramiento son los arcoiris y las pariposas. Eso no tiene nada que ver con el amor. Y todo el mundo quiero estar en el ENAMORAMIENTO porque todo es exceso, nuevo y pasión y cuando llega EL AMOR no lo ven porque han perdido esa "novedad" aunque hayan ganado muchas otras cosas

Me repito con esto, pero amar es levantarse con 90 años y decirle a la persona que tienes al lado "gracias". El resto? tonterias y me da en la nariz lobuna que hay cosas que no saben de moléculas.

un lobo hipotecándose.

Martuchis dijo...

Nuri:

Muy interesante toda la información que expones en este post.

Si había escuchado y visto algunos reportajes que describen el enamoramiento o esa atracción que sientes por una persona como un proceso químico y físico, pero me resisto a creer eso, si tiene algo de cierto, pero soy de las que piensan que toda esa gama de emociones y sensaciones que describes en la primer parte de tu post, solamente las experimentas una sola vez en tu vida (y bueno yo hablo por mi experiencia personal, a mi solamente me pasó una vez y no me ha vuelto a suceder desde entonces).

También he escuchado que cuando todo este proceso del enamoramiento pasa, lo demás depende de la convivencia y la tolerancia hacia la otra persona y en eso radica el que una pareja permanezca junta o no. De eso no puedo opinar, porque aún no me ha tocado vivirlo ni experimentarlo. Ojalá que más adelante pueda y luego te digo como me fue.

Como siempre, padrísimo todo lo que encontramos y nos compartes en tu blog.

¡Buen Domingo!

Carlos Rubalcava dijo...

Lo que mucha gente no se da cuenta es que en el fondo seguimos siendo muy animales (y no nomás por lo bruto). Con todo lo fregones que creemos ser, los humanos en gran parte somos "víctimas" de nuestras emociones... y TODAS ellas generan reacciones químicas que pueden ser adictivas. El cuerpo, la mente y las emociones están entrelazadas; esto se ha sabido en el teatro por siglos. El secreto está, como apuntaste tú y Magoo, en buscar más que lo químico. O como diría el maestro DeAngelo: saber cuándo estás adicto y sacar la aguja inmediatamente.

La semana pasada precisamente estábamos hablando de este tema unos amig@s del trabjajo y yo, y cuando una de ellas preguntó "¿cómo que hay diferentes tipos de química?" "Pues sí", le contestó otro que está casado, "una química es la de andar de manita sudada y la otra la que se necesita para aguantar a alguien toda tu maldita vida." Salió tan natural que todos nos botamos de risa. :)

Jinete Pálido dijo...

ummmm, cómo lo digo...

Dicen que el el amor se confunde continuamente con el querer si partimos por esa base, ya hemos liado bien las cosas...
El querer va ligado a la pasión y de manera indirecta al enamoramiento...el amor simplemente es libertad, sentimiento como tal, ser y dejar ser...

Lo que te decía antes, un pequeño enredo...
Saluditos...