Este blog también se alimenta de comentarios...

Si ya has venido hasta aqui, ve y deja un comentario en algun post.
Me gustan las letras ajenas...

NM

jueves, 26 de marzo de 2009

De hijos


Había una vez un niño que sentia que a veces su padre no lo comprendia, cuándo queria jugar el padre estaba serio u ocupado, cuándo él queria meditar sobre algo, su padre estaba bromeandolo y haciendole cosquillas, cuándo tenia dudas no tenia tiempo para contestarlaselas y cuándo quería descansar, pues el padre queria platicar y saber como estaba...

En fín que pocas veces pasaban por la misma frecuencia en el mismo momento.

Una de esas veces que se enojo con su padre soño que no lo tenia, al principio se imagino feliz, libre, sin regaños y sin restricciones, con toda la seguridad de ya ser un "hombre" sin rendirle cuentas a otro, se vio dando órdenes y organizando su casa, luego penso en que su mamá y sus hermanas requerian de muchas cosas que solo el padre puede darlas; se asustó. Sintio más responsabilidad de la que tenía ahora y le dio miedo ser el proveedor de las necesidades del hogar. Tambien valoro el apoyo incondicional que le da en los momentos de frustración cuándo no le salían bien las cosas y penso en los grandes y fuertes brazos de su padre cuándo lo abrazan para darle anímo. Recordo la sonrisa de sus hermanas cuándo ven llegar a papá y las abraza y persigue haciendolas reir.
Se estremeció al pensar en su madre sola, sin ese hombre que la cuida, la abraza y la apoya en las decisiones importantes.
Fué entonces que se visualizo tan chiquito al lado de su padre, que dio gracias a Dios de tenerlo a su lado.

Se le acerco y le dijo.

- Papá, ya sé cuál fué el peor momento de tu vida.- -¿Cuál hijo?

- Cuándo se murió tu papá verdad? - Y lo abrazó muy fuerte y le dio un beso.

Ahora no solo exigirá buenos momentos y apoyo, él tambien estaría ahi para compensarlo por todas las grandes enseñanzas que aún estan por venir.

Tan solo tiene siete años...

jueves, 19 de marzo de 2009

Primavera



Trepado sobre un membrillo la vio pasar, altiva y graciosa, como si en cada paso que diera dejara una mágica escencia de su ser. Ella no lo miro siquiera o al menos hizo como si sobre el membrillo amarillo no hubiera nadie ni nada, hasta la pelusa que cubre al membrillo estático suspendido de la rama del árbol, se mantuvo quieta esperando el siguiente paso de ese macho con ojos desorbitados y corazón palpitante, pues acababa de enamorarse.
Él camino hacia ella y le sonrio a medias, un tanto temeroso y otro poco seductor, ella vestida toda de roja y salpicada de manchas negras temblo al mirarlo a los ojos. Pudo volar pero no lo hizo, simplemente se entregó al amor...
La primavera había llegado con rapidez y los cuerpos exigían copular, la reproducción era inminente y ellos fuerón muy afortunados en encontarse para comenzar el nuevo ciclo.

domingo, 8 de marzo de 2009

No words to describe it.

Aparece otra vez la distancia...
Ahogados, asfixiados cada uno en sus propios pensamientos.

lunes, 2 de marzo de 2009

Huellas y lagrimas




"Al caminar por la arena voy desafiando la gravedad

me atrapa esa huella que estampo al pisar,

el viento suave la aspira y la retiene como un susupiro;
ya no es material,

solo un recuerdo de lo que dejo al pasar."


Me conformaría poder llorar de vez en cuando. No un llanto catastrófico ni absoluto ni redentor ni mucho menos.Un buen llanto cada tanto para liberar ciertas angustias, ciertas incomodidades que me pesan, ciertas dudas de esas que molestan hasta el hartazgo. Un llanto despacito, como a mí me gusta. Un llanto que me libere. Bastarían un par de lágrimas, no muchas. Algunas lagrimitas que sepan decir quien soy y que me lo tengo que aprender. Para salir a encontrarme de nuevo.

Supongo que debería ser simple...