Este blog también se alimenta de comentarios...

Si ya has venido hasta aqui, ve y deja un comentario en algun post.
Me gustan las letras ajenas...

NM

martes, 18 de mayo de 2010



Luis Halfen dice: podemos vivir la vida como si fueramos un chofer de metro, sabiendo exactamente a donde vamos y como es la ruta, o como surfista: siguiendo la ola.

Y analizando que de hecho la vida es un delicado equilibrio impredecible: no solo hay que dejarse llevar por la ola, sino que tambien es cierto que no todas las olas sirven para surfear. (y asi llegar a lagun lado). Pero mientras lo intentes, disfrutalo.

La metafora se ajusta a todo lo que pensamos: para hacer surf tienes que estar dispuesto a lo que no puedes preveer, (Nadie sabe como vendra la ola) Todo es una mezcla de arte y entretenimiento, Nadie nace sabiendo hacerlo y ademas es imprescindible estar dispuesto a tomar el riesgo de uno que otro chapuzon y algunas caidas que nos dejaran llenos de moretones y experiencias para afrontar la proxima ola.


extracto de amarse con los ojos abiertos.

4 comentarios:

Victoria dijo...

que hermoso texto Nuri... simple y claro
asi que ahora si encerare mi tabla y esperare pacientemente mi proxima Ola!

Mr. Magoo... dijo...

Creo que esa es una de las cualidades de los surferos que los hace una raza especial, porque son aventureros, arriesgados, extremos, y toman la ola como venga, sin esperar como va a ser, y siguen buscando mas olas asi, en fin. Creo que algo asi habra que mezclarle a la vida, y depende de muchas decisiones. Me pregunto si habra algun estudio que indique si los surferos o los de deportes extremos viven mas tiempo que las personas "normales" en una rutina establecida.
Excelente post para filosofar.

Mile dijo...

Cool! Surfear la ola...y dejar que Diosito te lleve. al ching... al aterizaje suave y feliz!!!! Bacho!!!

Martuchis dijo...

Muy padre analogía, y muy cierta también....

Es algo similar a que la vida siempre te pone en un camino que se divide en dos direcciones y siempre a fuerza, tienes que elgir una y así por más que te vayas por un camino, la vida siempre, siempre se va a encargar de ponerte en una bifurcación, eso va a ser siempre y aplica para todas las cosas de la vida.

Lo que me deja pensando de este texto relacionado con el surf, me recordó que hace poco escuché en radio una entrevista con un surfista, que luego de atravesar por un momento difícil de la vida, se fue a surfear y él decía que fue en una época en que practicar este deporte era medio peligroso y él lo hizo en un acto de rebelión y casi, casi suicida por todo lo que le estaba pasando, pero una vez que las olas lo tumbaron mil veces y le dieron su arrastrada (como vulgarmente se dice), él descubrió que ahí en el mar había quedado todo eso que le lastimaba... Igual esa es la función de cada obstáculo y cada ola peligrosa que se presenta en el mar de la vida de cada uno de nosotros.

Gracias por hacernos reflexionar.