Este blog también se alimenta de comentarios...

Si ya has venido hasta aqui, ve y deja un comentario en algun post.
Me gustan las letras ajenas...

NM

martes, 15 de noviembre de 2011

Volver a amar

Quisiera regresar los recuerdos, las historias lejanas que no me dejan avanzar, las satisfacciones y los anhelos viejos, los olvidados, los reconstruidos, los que se quedaron en el olvido.
Devolverlos y decir gracias vida no los necesito mas... Durante un tiempo fueron míos y los aproveche como pude, les saque brillo y los manosee hasta que me canse.
Ahora necesito detenerme y cargar la mochila de cosas nuevas. De nuevos ritmos, alegorías de carcajadas.
Caminar sin miedo a equivocarme, saltar sin peso sobre la espalda.
Perdoname vida, no es que te de la espalda.  No es que no agradezca lo que me diste, no es que no haya sido suficiente. No es que quiera mas, sólo es que quiero algo mejor.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Hablar en primera persona no es fácil a veces, es desmembrarte, desmenuzar el alma. Se dice el amor acaba. pero se piensa te he dejado de amar.
Nada es suficiente cuando no sabes que quieres. 

miércoles, 5 de octubre de 2011

Mi estado actual

Tatuado de golondrinas negras, mi pensamiento vago,
 deambula errante en las sombras; deslizar delicado de ideas. 
Sublimidad y perversidad de pensar una muerte ajena pero propia. 
Idear un funeral a la luz de las estrellas y el repiqueteo simbólico de la lluvia, como lágrimas impropias, sobre un montón de libros sin páginas, de lápices sin punta. 

Morir eternamente con la última frase de un verso inconcluso.  
Y soñar sonidos de puertas cerradas y ojos abiertos. 
Morir la vida de un ciempiés con largo camino por delante,
vivir la muerte de esa hoja negra que se desprende y planea incontables  vueltas  antes de rozar el pasto regado de olvido. 

Tatuado de golondrinas negras, una voz que no quiere ser escuchada y un pensamiento azul. 
La mismas olas, los mismos libros sin comienzo, sin final, el mismísimo sueño que no quiero soñar y del cual no se despertar. 
El agua que surge del piso, la grieta inocua de la vida y su retumbar zigzagueante. 
La partida, impensada y anhelada al mismo tiempo. 

El ruido no ayuda. 
El desorden caótico perfecto y ese pasado imperfecto que se conjuga doliendo el presente. 

No más llanto, no más frío, simplemente una hoguera de verbos y esos libros blancos.

martes, 20 de septiembre de 2011


Arbitrariamente tomo sus recuerdos, los ató a la espalda y se marcho. Pasaron los años, que en realidad fueron meses, pero fue notoria su evolución y su desasosiego se calmo. 
Y la busco y la encontro, ahi donde la había dejado rodeada de sus cosas, sus libros, sus letras y su gente.  
Pero ella tampoco era la misma, se había marchado en busca de si misma durante eso meses y la mujer que ahora hallaba tenia una notoria revolución interior. Su piel había mutado, Su sonrisa era madura, las preocupaciones las tomaba livianas, la confianza era latente y la esperanza viva. 
Dos seres que después de tanto tiempo juntos deben aceptar que las historias nunca son escritas con tinta indeleble.
Y los recuerdos duelen.  Y el pasado hace sonreír. Y  la soledad te hará llorar. Y las alas te llevaran a volar... 


domingo, 21 de agosto de 2011

Dicen que los pelicanos se suicidan, Dicen que los búfalos se encaminan al precipio buscando su propia muerte.

miércoles, 10 de agosto de 2011

LA SONRISA DEL MAR... y otras inspiraciones.


Es increíble como uno pasa por su vida con su mejor sonrisa,la natural, la regalada por Dios, la real, la que no se pone , la que se viste con facilidad. Y esa actitud trae consigo distintas percepciones de la demás gente a tu persona. Es una tristeza cuando esa actitud causa envidias, causa celos. Uno lo nota, en esas miradas de desaprobación cuando la gente no comprende porque uno carga con su felicidad a todos lados.  
              Yo sonrio siempre no porque todo el tiempo este feliz...
pero si porque lo intento.


La sonrisa del Mar.
Son unas bellas palabras que me regalaron, junto con una bella amistad invaluable que se formo de manera cómplice, con el alma abierta y sin disimulo de demostrar esa búsqueda por la vida de paz interior. 
Gracias amigo.

"Cuando una Princesa camina por la playa
el mar se queda mudo o estalla.
Y si muestra sus piernas de marfil
sonríe mostrando su espumosa dentadura.
Reconoce que su belleza es poca
y prefiere ser espejo de hermosura.
Ella no se da cuenta y se encierra
como una Bella Durmiente en una torre aislada
que ha caido en las garras de un dragón.
Puede que sea una Blanca Nieves o
Cenicienta, puede que sea su personalidad infantil
pero lo cierto es que regio es su perfil.
El cuento tendrá un final feliz
aunque el mal insista en convertirla en senil
su jovialidad es mucha y su esperanza 
esta en el porvenir.
Corto es su nombre, pero memorable su cercania
Cómo no disfrutar su compañía!, 
pero la necesita el Mar para continuar su Sonreir.

Para Nuri, con el corazón!"




domingo, 31 de julio de 2011

Mi primer relato publicado.




El.-
Pasa, la miro sorprendido, las palabras se le enredan, sonríe, solo eso necesito para reconocerla.  Carga una botella de vino, me la extiende temblorosa. Rozo su mano y tiembla aun más. Me da escalofríos, mezcla de curiosidad, asombro y admiración por su temple y su belleza. Voltea a todas las direcciones, me pone nervioso. Voy por dos copas, leo la etiqueta como no sabiendo que hacer.-
Volteo y la tengo atrás de mi, oigo el corazón caminando por su cuerpo. Toma la botella, sirve un líquido que parece vivo ante el movimiento involuntario de sus manos. Me aproximo, la abrazo se quiebra entre mis dedos. Su cuello expectante,  sus hombros, su suave boca deliciosa. Cierra los ojos para guardarme en su memoria, delineo sus formas, dibujo con mis dedos sus pezones erguidos. Siento el aire agitado respirar por sus poros. Algunas noches dibuje su silueta en los pliegues de una sábana dispuesta.
Avanzamos sin hablar. Tal vez no hay nada que decir. Los dos sabemos que la nuestra es una sed vieja que debe saciarse en este instante.
Sobre la cama la miro, la acaricio y no comprendo la tristeza de sus ojos. Al abrazarla siento un gemido ahogado. Me toma de la mano y me conduce por su cuerpo, acompaña con su respiración agitada sus movimientos, me dejo guiar. Cede a mis caricias de nuevo, que ya no pueden parar, es como si dos cuerpos se entregaran sin nadie que los pudiera detener, son almas reconociéndose. Asi como hace 500 años, donde ella era otra mujer, pero yo era el mismo, deambulando por siglos en busca de ese encuentro, ínfimo, único, inolvidable e inverosímil. Real? 
Por la extensión de su abrazo comprendo que la distancia y el tiempo son efímeros. Ella quisiera escuchar algún delirio, una promesa; no la habrá, lo sabe, sólo dice .-algún día tenia que venir. Sólo atino a sonreír, absurdo y confundido.
Solo dos copas servidas de aquella botella, que la acompaño bajo el brazo como un chaperón silencioso, le dio la valentía para tocar mi puerta. Un olor en mi piel, en mis poros sudor como una muestra de que su cuerpo había sido mío, el sabor de boca, dos mordidas en los labios y en mi hombro, me demuestran que lo que paso aquella tarde no fue un sueño extraño, delicioso y confuso.

Ella.-
Me tiembla el alma. Me abre y me mira sorprendido, quiero decirle que por fin me atreví a venir, que no dejaría pasar otra vida sin conocerlo, pero titubeo y el me sonríe. Me ha reconocido. Eso me tranquiliza, le extiendo la botella, así sin mas. No es un amor el que vengo a buscar, es un deseo que viene a saciarse solo eso.
Descorcha la botella, me acerco por detrás para oler su piel, ver su perfil y ansío morder sus labios. Me besa e inmediatamente siento la humedad que se corre dentro de mi. Cierro los ojos, siento sus manos sobre mi piel, alguna vez imagine sentirla bajo sus dedos ágiles. Me alejo tratando de aparentar serenidad.
Dando tropezones de impaciencia, nuestra piel no puede esperar ni un minuto, no hay nada de que hablar solo somos dos cuerpos, dos almas. Nuestras lenguas se entrelazan y se reconocen eso es todo. La danza ha comenzado y el ritmo es decadente y glorioso. Arquear la espalda hasta tocar el cielo. Sonrío satisfecha y lo miro con los ojos cerrados, al mismo tiempo siento tristeza de aceptar que el deseo cuando se ha visto satisfecho por fin, puede exigir aun  mas. Comprender que siempre la expectativa de que sucedan las cosas es mayor al hecho consumado. Maldita insatisfacción humana.
Me pongo de pie y lo guío por mi cuerpo, para que memorice mis contornos así en las próximas vidas que nos perdamos siempre sabrá que existo por ahí . Infinita, así me siento entre sus brazos. Nos poseemos de antaño.
Nos abrazamos para sellar la entrega  Quisiera oír tantas cosas. El sólo atina a sonreír, absurdo y confundido.

Me visto, me marcho. Antes bebo un sorbo de vino de una de las copas, dejo impresa la huella de mis labios, ahí perpetua para él… para la eternidad.

lunes, 11 de julio de 2011

Alejandra Pizarnik. Me presta sus letras para exorcizar mis demonios.



He dado el salto de mí al alba.

He dejado mi cuerpo junto a la luz

y he cantado la tristeza de lo que nace.

2
Estas son las versiones que nos propone:
un agujero, una pared que tiembla...

3
sólo la sed
el silencio
ningún encuentro
cuídate de mí amor mío
cuídate de la silenciosa en el desierto
de la viajera con el vaso vacío
y de la sombra de su sombra

4
                                               Ahora bien:
Quién dejará de hundir su mano en busca
del tributo para la pequeña olvidada. El frío
pagará. Pagará el viento. La lluvia pagará.
Pagará el trueno.


5

por un minuto de vida breve
única de ojos abiertos
por un minuto de ver
en el cerebro flores pequeñas
danzando como palabras en la boca de un mudo


6

ella se desnuda en el paraíso
de su memoria
ella desconoce el feroz destino
de sus visiones
ella tiene miedo de no saber nombrar
lo que no existe


7

Salta con la camisa en llamas
de estrella a estrella,
de sombra en sombra.
Muere de muerte lejana
la que ama al viento.


8

Memoria iluminada, galería donde vaga
la sombra de lo que espero. No es verdad
que vendrá. No es verdad que no vendrá.


9

                                              A Aurora y Julio Cortázar

Estos huesos brillando en la noche,
estas palabras como piedras preciosas
en la garganta viva de un pájaro petrificado,
este verde muy amado,
este lila caliente,
este corazón sólo misterioso.

10
un viento débil
lleno de rostros doblados
que recorto en forma de objetos que amar

11
ahora
           en esta hora inocente
yo y la que fui nos sentamos
en el umbral de mi mirada

12
no más las dulces metamorfosis de una niñ3; de seda
sonámbula ahora en la cornisa de niebla

su despertar de mano respirando
de flor que se abre al viento

13
explicar con palabras de este mundo
que partió de mí un barco llevándome

14
El poema que no digo,
el que no merezco.
Miedo de ser dos
camino del espejo:
alguien en mí dormido
me come y me bebe.

15
Extraño desacostumbrarme
de la hora en que nací.
Extraño no ejercer más
oficio de recién llegada.

16
has construido tu casa
has emplumado tus pájaros
has golpeado al viento
con tus propios huesos
has terminado sola
lo que nadie comenzó

17
Días en que una palabra lejana se apodera de mí. Voy por esos días
sonámbula y transparente. La hermosa autómata se canta, se encanta,
se cuenta casos y cosas: nido de hilos rígidos donde me danzo y me
lloro en mis numerosos funerales. (Ella es su espejo incendiado, su
espera en hogueras frías, su elemento místico, su fornicación de nom-
bres creciendo solos en la noche pálida.)

20
                                                               a Laure Bataillon

dice que no sabe del miedo de la muerte del amor
dice que tiene miedo de la muerte del amor
dice que el amor es muerte es miedo
dice que la muerte es miedo es amor
dice que no sabe

21
he nacido tanto
y doblemente sufrido
en la memoria de aquí y de allá

22
en la noche
un espejo para la pequeña muerta
un espejo de cenizas

23
una mirada desde la alcantarilla
puede ser una visión del mundo
la rebelión consiste en mirar una rosa
hasta pulverizarse los ojos

32
Zona de plagas donde la dormida come lentamente
su corazón de medianoche.


33

alguna vez
                   alguna vez tal vez
me iré sin quedarme
                   me iré como quien se va


34
la pequeña viajera
moría explicando su muerte

sabios animales nostálgicos
visitaban su cuerpo caliente



35

a Ester Singer

Vida, mi vida, déjate caer, déjate doler, mi vida, déjate enlazar de fuego, 
de silencio ingenuo, de piedras verdes en la casa de la noche, 
déjate caer y doler, mi vida.


37
más allá de cualquier zona prohibida
hay un espejo para nuestra triste transparencia


38
Este canto arrepentido, vigía detrás de mis poemas'
este canto me desmiente, me amordaza.



jueves, 14 de abril de 2011



Y sigue diciendo:
No alcanza con los sueños, no alcanza con la fantasia, no alcanza con las ilusiones, no alcanza con el deseo y los proyectos... Y, sin embargo, sin ellos no hay camino.
Ya que todas nuestras acciones coherentes empiezan en un sueño, eso que vulgarmente llamamos fantasia, y que se expresa diciendo:

Que lindo sería..
Que espectacular debe ser...
Seria maravilloso...

Si nos adueñamos de esa fantasias y nos las probamos como si fueran una camisa, entonces la fantasia se transforma en una ilusión:

Como me gustaría...
Me encantaria que...
Seria maravilloso que yo pudiera algun día...

Si dejamos que esa ilusión se anide en nosotros, si se riega y dejamos crecer, un dia esa ilusion se vuelve deseo:

Quisiera estar en...
Lo que mas deseo es...
Verdaderamente quiero...

Llegando a esta punto, quizá suceda que seamos capaces de imaginarnos a nosotros mismos llevando a cabo ese deseo, haciendo realidad. En ese momento el deseo se vuelve proyecto:

Voy a hacerlo...
En algun momento...
Pronto yo...

De aqui en adelante solo hace falta elaborar un plan, tactica o una estrategia que permita ser un fantastico mago que materialice la realización de un sueno.

Hasta aqui, nadie movio un dedo, todo el accionar fue interno, y, sin embargo, cuanto a pasado en tu interior mientras solo fantaseabas.

No es suficiente, hace falta actuar lo planificado y coregir los errores.
Hace falta ponerse el traje, tomar la tabla y esperar atentamente la ola de la realidad, para subirse a ella y dejar que te lleve a la magica playa de la satisfacción.

miércoles, 30 de marzo de 2011


Mujer, hay cosas que deben hacerse de forma gradual, despacito, quedamente..
A veces creo que todo está bien. La mayoría de ellas me retracto y me escondo. Huyo, grito, lloro, sueño, respiro, me muero, revivo y vuelvo a decir que todo está bien y continuo. Esto puede pasar una vez al mes o tres veces al día. No importa. Es un renacer y morir a cada minuto, sin normas y sin aviso.
A mi me dijeron que amar era sufrir. Si,  asi es mi mamá era de las que oía en las tardes a José José y crecí oyendo sus canciones. Despues leí  miles de novelas de amor y otras biografías de mujeres amadas, sufridas, apasionadas, aventureras, soñadoras y guerreras.  Yo nunca he sufrido por amor, fui dichosa con el amor que me toco, pero sabia quizá que  no estaba bien no sufrir por amor. Asi que por causas inexplicables en mi cabeza y con el lema de "Si no se sufre no se ama". Todo lo demás es conformismo confortable. Y mi rebelión innata lucha y se desata. 




No lo hago a propósito, y es sin la intención de lastimar a nadie. Es sólo que es como si una nueva mujer despertara en mi y con la necesidad de reencontrarme necesito soltar lo que tengo.  

Es preciso saber que sólo se puede volver después de renacer, en consciente libertad , sin ornamentos, sorda frente a las palabras de lo que es "normal", reticente a la ligereza de las decisiones. 




Muy difícil de explicar mas complicado de entender. Pero así soy y así  me muevo. 


Por cierto, sigo sin palabras por ahora. 






sábado, 5 de marzo de 2011


En esta ocasión quiero recuperar este post de hace algunos meses, porque un día dentro de mi, sabía que iba a tener esta relación profunda con el mar. Un espacio para purificar los pensamientos, acciones, decisiones, relaciones, amores y amistades. Definiendo y tomando lo mejor del pasado y lo incierto del futuro. Dando un espacio al presente. Disfrutandolo cada segundo. Esperando no hacer estragos mayores, porque luego cuando uno levanta los pies del suelo poquito, la vida a veces cobra facturas en efectivo y al contado. Espero yo pasar flotando, dejandome llevar suavemente por las olas sin caer.



Estuve ahí, lo recuerdo bien, sentada frente al mar, con los pies en la arena y con la mirada buscando algo lejano en el infinito mar, sin siquiera saber que era lo que intentaba hallar. Cierro los ojos y escucho el sonido del mar, me calma, tranquiliza, me adormece... de pronto oigo como ese susurro de paz va mutando a un sonido levemente mas fuerte,y mas fuerte como si estuviera agarrando fuerzas para estrellarse sobre mi. Ahora cierro los ojos pero con temor de abrirlos, los aprieto y levanto mis manos como cuando te quieres cubrir de un golpe que aseguras que salvaras aunque sea de una nariz quebrada. Así me protegía aunque no sabia exactamente de que. Mantuve mis brazos arriba mucho tiempo mientras el sonido cerca de mi (o) en mi cabeza seguía acrecentando. Empece a temblar de desesperación al notar que no pasaba el momento del que me estaba defendiendo.
Y sin siquiera atreverme abrir los ojos, me mantuve inmóvil, temerosa, cobarde. Yo que era indomita y valiente. Ahi estaba sin moverme con miedo a lo que venia sin permitirme el privilegio de la duda de pensar que quizá lo que viniera podría ser bueno para mi. En cuestión de fragmentos de segundo algo empezó a cambiar en mi interior, la percepción de ese instante visto con tanto temor, hizo que un deseo febril ante lo inevitable me llenara de valor y de deseo, el anhelo a lo desconocido y lo atrayente de ser seducida por un mar enardecido. Ese valor inverosímil me hizo abrir los ojos y mis manos cambiaron de posición de la auto protección a la de recibimiento, abiertas con las palmas hacia arriba y los brazos estirados. El mar se calmo es como si le hubiese dado pena estar intimidandome de esa manera. El mar con sus mansas aguas y su espesa espuma llego a mis pies y me acaricio suavemente. Sonreí y el se alejo, dejando solo el murmullo y la promesa de nuestro secreto.

miércoles, 23 de febrero de 2011

NO HE DICHO MUCHO PORQUE NO TENGO GANAS DE DECIR NADA.
(para todo lo demas estoy bien)